Para la protección de elementos estructurales principales de edificios, forjados y escaleras protegidas existen aplicaciones mediante pintura intumescente, mortero de lana de roca, mortero de vermiculita o paneles rígidos de fibrosilicatos, según resistencia requerida y masividad del perfil metálico.