Para las sectorizaciones, existen varias soluciones:

Para el sellado de pasos de instalaciones eléctricas mediante combinación de lana de roca con pasta de juntas preparadas una combinación de sustancias inorgánicas que reaccionan de forma endotérmica en caso de incendio formando capas cerámicas, evitando de esta forma la expansión de las llamas y limitando la propagación del fuego y del humo.

Para las juntas se puede sellar mediante espumas de poliuretano

Para huecos de hasta 600x600mm, se puede sectorizar mediante rejillas intumescentes, compuestas por láminas de palusol encapsuladas en PVC. El palusol está formado por silicato sódico hidratado, una pequeña cantidad de materia orgánica y se refuerza con fibra de vidrio.

Las dos caras llevan una capa de resina epoxy que sirve para proteger la capa intermedia de las influencias climáticas (agua, vapor de agua y CO2). Cuando se sobrepasan los 100ºC, la Rejilla se expande y forma una capa de espuma de poros finos no combustibles resistentes a la compresión y que actúan como aislante térmico, impidiendo el paso de calor, llamas y humos. En caso que no se produzca un incendio, la rejilla permite que los sistemas de ventilación trasporten el flujo de aire para el que han sido diseñados.

Existen también otras soluciones como sacos intumescentes compuestos por grafito intumescente en combinación con silicatos, se presentan empaquetados en bolsas de polietileno recubierto por tejidos de fibras minerales. Es la solución más versátil para el sellado de huecos irregulares en bandejas de cables y tuberías, o para cerrar aberturas en paredes y suelos.

Para el encuentro entre una cubierta y una fachada que pertenezcan a sectores de incendio o a edificios diferentes, se realiza una franja de 1 m, como mínimo, bien sea mediante soluciones con panel de fibrosilicatos.