Es un sistema de extinción automática mediante agua que se utiliza para protecciones en lugares muy concretos donde la aplicación de gases podría dañar los bienes a proteger, como por ejemplo salas con documentación relevante (hospitales, bibliotecas), equipos informáticos y un largo etcétera. Este sistema de extinción relativamente novedoso (desde los últimos diez años), consiste en aplicar agua con gotas de muy pequeño tamaño pulverizada por unas boquillas especiales, capaces incluso de apagar fuegos eléctricos. El sistema de bombeo es especial y único para este sistema y también es utilizado como medio de extinción manual. VILAHEX diseña, instala y mantiene este tipo de sistemas de extinción.