Es sin duda la parte más importante de la instalación de los sistemas de extinción por agua. Su correcto diseño e instalación hace que el sistema de extinción tanto manual como automático sea capaz de un servicio eficaz. Consiste en una pequeña bomba eléctrica que presuriza el sistema, la cual arranca y para de forma automática, además de una o varias bombas denominadas principales que son las que otorgan la demanda del caudal solicitado de forma automática. El conjunto de bombas es lo que conforman el grupo de presión. Se encuentran en salas independientes a la zona a proteger. VILAHEX diseña, instala y mantiene todo tipo de grupos de bombeo así como salas de bombas, aplicando todo tipo de normativas europeas y americanas de reconocido prestigio.